El Vino Nuestros vinos Noticias Morlaco Galería imágenes Enlaces Contacto F.A.Q.
Inicio

Inicio


El Vino Nuestros vinos Noticias Morlaco Galería imágenes Enlaces Contacto F.A.Q.



Diccionario de términos específicos del vino

Letra A

Abocado: Vino ligeramente dulce.
Acerbo: Vino áspero, producto de uvas recolectadas prematuramente.
Ácido: Vino verde. Producto de una mala fermentación maloláctica, una uva en mal estado o recolectada antes de tiempo.
Acuoso: Desequilibrado y débil.
Afrutado: Vino con perfume agradable de fruta. Indica una buena uva, bien madurada.
Aguja: Vino con parte de gas carbónico, que nunca debe ser excesivo.
Aireado: Vino que ha perdido parte de sus aromas por una incorrecta exposición al aire.
Alías: Sabor molesto debido a una mala elaboración.
Alterado: Vino con olor desagradable a ajos o huevos podridos.
Amable: Vino blanco con residuos de azúcares, que lo hacen agradable.
A madera: Gusto de crianza en la barrica de roble u otra madera.
Amargo: Gusto desagradable en vinos que no sean tipo vermut.
Ambarino: Tono o color de los vinos blancos, producido por la oxidación de la materia colorante y que suele indicar edad.
Amoscatelado: Con sabores a moscatel.
Ámplio: Vino con sabor persistente y completo.
Animales: Vinos olorosos, piel, cuero, etc.
Añada: Año de la cosecha.
Añejo: Vino con prolongada estancia en barrica o botella.
Apagado: Vino falto de brío.
Aplanado: Con los valores organolépticos bajos, como consecuencia de un trasiego o filtrado.
Armonioso: Con equilibrio entre sus componentes: azúcares, taninos, ácidos, alcohol, etc.
Aroma: Conjunto de valores olfativos del vino. Se llama primario al que procede de la cepa. Los demás se originan en la fermentación y crianza.
Aromático: Vino con buenos perfumes, fundamentalmente de la cepa.
Aromatizado: Perfumado artificialmente.
Arrope: Mosto hervido que se utiliza en ciertos vinos generosos.
Áspero: Vino con exceso de taninos, que lo hacen astringente, duro y ácido.
Astringente: Con exceso de taninos y sabor amargo.
Aterciopelado: Vino tinto, suave y noble, de buen tacto.
Azúcar: Glucosa y fructosa que se encuentran en la uva y que se transforman en alcohol durante la fermentación, aunque no plenamente. Este resto se llama «azúcar residual», y lo tienen todos los vinos, incluso los secos.

Letra B

Balsámico: Con sabor a ciertas maderas, como cedro, abeto, generalmente un defecto en la elaboración de vinos blancos.
Bouquet: Aroma del vino, adquirido durante su crianza en botella.
Brillante: Vino con aspecto perfectamente limpio.
Brut: Vino cava seco.
Brut nature: En los cavas, vino sin adición de azúcares, y por lo tanto muy seco.

Letra C

Caliente: Vino con una elevada graduación alcohólica.
Carácter: Vino con personalidad.
Casta: Vino noble, elaborado de forma que resalte los valores de la cepa.
Cava: Vino espumoso natural elaborado según el método champanoise.
Complejo: Con numerosos aromas y sabores, pero armónicos y equilibrados.
Corto: Con sabores breves, que duran poco.
Coupage: Mezcla de distintos vinos para obtener uno homogeneizado.
Cubierto: Tinto oscuro y poco transparente.
Cuerpo: Vino con fuerza y con valores gustativos.

Letra D

Débil: Vino sin caracteres bien definidos.
Delicado: Vino poco robusto, pero agradable.
Decrépito: Vino muy viejo que se ha estropeado o perdido sus valores.
Delgado: Vino de vides de poca calidad, con poco sabor y acidez total elevada.
Descarnado: Vino con poco sabor.
Desequilibrado: Sin armonía entre sus caracteres organolépticos.
Desvaído: Vino de poca consistencia en el paladar.
Despojado: De sabor reducido por exceso en el proceso de clarificación.
Dulce: Vinos con más de 50 gramos/litro de azúcar reductores residuales.
Duro: Vino con exceso de acidez.

Letra E

Efervescente: Con gas carbónico.
Elegante: Vino con estilo, bien acabado.
Empireumático: Con sabor a vino con exceso de moho, humedad, etc. Es un defecto.
Encabezado: Vino al que se ha añadido alcohol para detener la fermentación y elevar su graduación.
Enmohecido: Vino con sabor a corcho defectuoso.
Enverado: Vino elaborado con uvas sin madurar.
Equilibrado: Con aromas y sabores sin fallos.
Espeso: Vino grueso, con mucho color.
Espumosos: Vinos con gas carbónico de la propia fermentación.
Espirituoso: Vino aromático y alcohólico.
Etéreo: Vino con aromas sutiles.

Letra F

Fatigado: Vino recién trasegado, filtrado, etc., y con sus aromas y gustos debilitados.
Fino: Vino de mesa etéreo y delicado.
Floral: Aroma que recuerda al perfume de las flores.
Forrado: Vino con gran riqueza en glicerina, que lo suaviza.
Franco: Vino honrado, con sus características sin mistificar.
Fragante: Con aromas acentuados.
Fresco: Vino blanco con acidez y alcohol bien equilibrados.
Fuerte: Vino con alta graduación alcohólica, con cuerpo, generoso.

Letra G

Generoso: Vino con alta graduación alcohólica, que puede llegar a 23°.
Geranio: Vino tratado con ácido sórbico, que ha transmitido aroma y gusto a geranio.
Goloso: Vino con azúcares residuales ligeramente elevados.
Graso: Vino de tacto untuoso.
Grueso: Vino ordinario, con mucho color y robusto.

Letra H

Herbáceo: Con aromas y sabores vegetales.

Letra I

Incisivo: Con exceso de acidez.

Letra L

Ladrillo: Color de los vinos tintos viejos.
Largo: Vino persistente.
Lágrima: Vino elaborado con el mosto de la uva, obtenido sin prensado mecánico.
Lías: Depósito amarillento decantado en los depósitos y barricas.
Ligero: Vino con poco alcohol y extracto.
Limpio: Sin sabores extraños.
Lleno: Vino con gran paladar y alta graduación alcohólica.

Letra M

Maderizado: Vino oxidado que recuerda poco agradablemente a la madera. Es un defecto en los vinos de mesa.
Madre: Heces del mosto, que se asientan en el fondo de la tina o cuba.
Manchado: Vino blanco con tonos de color tinto.
Meloso: Vino suave y agradable.
Metálico: Vino con gusto a metal.
Mistela: Vino obtenido de la mezcla de mosto de uva y alcohol vínico, con una graduación superior a los 13°.

Letra N

Nervio: Vino punzante, ácido.

Letra O

Ojo de gallo: Vino mas oscuro que el clarete sin llegar a ser tinto
Oloroso: Vino aterciopelado que se envejece mediante el sistema de criaderas y soleras por crianza fisico-química.
Opaco: Vino que por su elevada intensidad colorante o debido a enturbiamientos no deja pasar la luz a través suyo.
Opalescente: Vino ligeramente turbio.
Oxidación: Reacción química de diversos componentes del vino con el oxígeno atmosférico. Bajo control la oxidación es un proceso insustituible en la crianza de los vinos pero cuando se produce involuntariamente origina graves alteraciones en los vinos.
Oxigenación: Procedimiento que consiste en abrir una botella de vino una o dos horas antes de su consumo para eliminar los olores de reducción. Generalmente se utiliza un decantador para aumentar la superficie del vino expuesta. Sólo se realiza con vinos de crianza.

Letra P

Pasado: crianza.
Pasto, vino de: Vinos a granel, de la tierra.
Peleón: Vino vulgar, generalmente adulterado.
Persistente: Vino con aromas que duran unos segundos después de degustados.
Pesado: Vino muy alcohólico y con exceso de taninos.
Picado: Vino con exceso de ácido acético, avinagrado.

Letra R

Rancio: Vino oxidado, licoroso y seco. Es un defecto en los vinos de mesa pero no en los vinos generosos.
Recio: Vino con cuerpo.
Redondo: Vino bien criado, equilibrado y armónico.

Letra S

Seco: Con pocos azúcares residuales que no se aprecian en la degustación.
Sedoso: Aterciopelado, pero más frecuentemente aplicado a los vinos blancos.
Sofisticado: Vino con aromas foráneos.
Suave: Vino sedoso y aterciopelado, de tacto muy agradable.
Sulfuroso: Vino con dosis de dióxido de azufre elevadas.
Sutil: Vino delicado.

Letra T

Tánico: Vino con demasiados taninos, generalmente por exceso de crianza en roble.
Terroso: Con sabor a tierra, defecto que evidencia generalmente una mala filtración.
Terpénico: Con aromas densos y profundos.
Turbio: Vino de aspecto poco transparente, mal filtrado.

Letra U

Untuoso: Vino de carácter oleoso que se adhiere a la copa y en la boca se muestra suave. El término se aplica también a los vinos a la vez amplios y muy suaves.

Letra V

Varietal: Vino con características aromáticas de la cepa.
Vegetal: Vino con aromas y gustos de plantas.
Velado: Vino con poca limpidez.
Verde: Vino joven, elaborado con uvas poco maduras.
Vigoroso: Vino con cuerpo.
Vinosidad: Vino con alta graduación alcohólica, completo y cargado de aromas.
Vuelto: Vino alterado, con sabor agrio y olor característico a col fermentada.

Letra Z

Zafio: Vino de descalificación inmediata en la cata por acumulación de defectos.
Zaranda: Criba rectangular con fondo de red hecho de soga, que se emplea en los lagares de vino para separar las raspas de los hollejos de la uva.
Zarcera: Respiradero que arranca desde el centro o desde uno de los lados del techo de la nave principal de la bodega para favorecer la ventilación evitando la concentración del tufo, además de crear un ambiente seco en su interior con esta aireación de la bodega se mantiene el vino a una temperatura constante entre 12 y 14 grados durante todo el año, incluso en las épocas de temperaturas más extremas.
Zarcillo: Ramificación delgada de la vid con tendencia a enrollarse en otras ramas.
Zupia: Heces del vino.

Letra Y

Yema: Brote sin desarrollar del sarmiento de la vid.
Yesca: Enfermedad conocida desde muy antiguo en los países donde se cultiva la vid. La enfermedad se halla presente en todas las comarcas vitícolas españolas. Los agentes causales de la yesca son hongos lignófagos (comen madera) que se desarrollan en el seno de los tejidos lignificados de la vid, provocando su desorganización y finalmente necrosis. De manera excepcional pueden desarrollar en la superficie de la cepa, un carpóforo productor de basidiosporas, agentes de la difusión del inóculo.
Yodo: Aroma químico.